Beneficios de la harina integral de espelta.


Un Cereal mucho más Digestivo.


Se tiene constancia de nuestra relación con la espelta desde hace casi 7000 años en Irán, por lo que acabó extendiendose hacia Egipto y China y durante durante la Edad de Bronce, llegó a Europa a través de los Balcanes.

En la Edad Media era la harina con la que las clases altas mandaban a preparar sus panes, mientras que las clases más bajas, consumían el centeno (en cereal estupendo).  A pesar de que poco a poco fue desapareciendo por su rendimiento inferior al del trigo y por poseer una cáscara bastante dura, esta característica es una de tantas que ha permitido que se revalorice como una variedad de trigo ideal para el cultivo ecológico, ya que dicha cascara, protege el proceso de germinación. Además, presenta una elevada resistencia a plagas y enfermedades que facilita su cultivo. También se encuentra en auge porque muchos alérgicos la aprecian y porque contiene ácidos grasos omega 3, omega 6 y omega 9, además de minerales. Su consumo origina menos alergias que el trigo pero, al contener también gluten, de ninguna manera es apto para celíacos.

Dolor de cabeza

 

La espelta contiene riboflavina, un compuesto esencial para evitar los dolores de cabeza. Una rebanada de pan de espelta tendrá el 76% de la cantidad diaria recomendada de riboflavina, así que es una buena opción para decirle adiós a las migrañas.

 

        Arteriosclerosis y enfermedades cardiovasculares

 

La niacina que contiene la espelta reduce significativamente estos niveles y reduce la formación de coágulos de sangre. Además, la fibra de la espelta reduce los niveles totales de colesterol, específicamente del LDL, y reduce la presión arterial. La espelta no curará esta enfermedad y otras que afectan al corazón, pero sin duda mejora notablemente los resultados.

 

 

La espelta es un cereal altamente energético ya que sus nutrientes principales son los carbohidratos aunque aporta menos calorías que la harina clásica de trigo, pero destaca sobre todo por su alto contenido en proteínas de elevado valor biológico con aminoácidos como la lisina, escasa en otros cereales. Siendo también una estupenda fuente de minerales y vitaminas sobre todo del grupo B.

 

Su harina tiene un sabor ligeramente dulce con un toque que recuerda a la nuez, siendo más soluble en agua, más fácil de digerir que la harina de trigo y aunque mucho más pobre en gluten que otros trigos panificables, sigue teniendo gluten, por lo que es un cereal que no deben de consumirlo los celíacos.

 

Aunque sí que se ha observado que personas que dejan de tomar alimentos que contienen trigo común y se pasan a la espelta notan mejoría en el caso de problemas de salud que padecían sin una explicación aparente, por lo que se está introduciendo como una alternativa tanto en aquellos que buscan variar los cereales que consumen escogiendo opciones más saludables, como a nivel médico y nutricional en dietas y determinadas alteraciones.

 

Diabetes tipo II

 

La espelta, así como también otros granos integrales, es una rica fuente de magnesio. Este mineral se ha demostrado que disminuye el riesgo de padecer diabetes tipo II. También ayuda en el control de los niveles de azúcar en sangre.

 

Cálculos biliares

 

Un estudio publicado en el American Journal of Gastroenterology demuestra que consumir alimentos ricos en fibra insoluble, como la espelta, ayudan a las mujeres a evitar los cálculos biliares.

 

La fibra insoluble acelera el tránsito intestinal y reduce la secreción de ácidos biliares, que en cantidades excesivas son los que forman los cálculos. Además, aumenta la sensibilidad a la insulina y disminuye los triglicéridos.

 

Cáncer de mama

 

La fibra de la espelta ofrece una protección extra contra el cáncer de mama. Lo ideal es que las mujeres menopáusicas aumenten su consumo de granos, incluyendo a este entre uno de los preferidos.

 

En nuestra tienda puedes adquirir tu pan de levadura madre con harina 100% ecológica con el sabor del horno de leña, en formato de 1 kg o de 500 g.


Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    stephen (domingo, 13 septiembre 2015 21:48)

    Sabía algunas cosas sobre la espelta, pero realmente veo que era muy poco. Lo que más me ha alegrado descubrir es su riqueza en omegas, pues su ventaja sobre la Diabetes mellitus tipo 2, ya las conocía. Soy paciente diabético.
    Muy bien!!!

  • #2

    Álvaro Castro Hidalgo (miércoles, 16 septiembre 2015 13:08)

    Efectivamente, es un cereal que por haberse visto relegado al abandono de los cultivadores por la comparativa de producción con el trigo, se ha visto preservado de la revolución industrial y la revolución verde, habiendo conservado mejor su genética y todos sus beneficios.

  • #3

    Ana (sábado, 20 febrero 2016 19:22)

    El pan de espelta, además de súper saludable, está riquísimo. El del otro día voló. Voy a introducirlo definitivamente en mi dieta y en la de mi familia. A ver cuándo hacéis pasta con harina de espelta!!
    Enhorabuena!!

  • #4

    Ecovida (domingo, 21 febrero 2016 13:59)

    Hola Ana. No sabes cuanto nos alegra que el pan sea de vuestro agrado. El que lo prueba repite, por su sabor, pero muchísima gente, porque realmente sienten la diferencia de los beneficios tanto de la masa madre, como de la harina integral.

    Tomo nota de tu sugerencia, poco a poco, con consumidores como tu, seguro que iremos aumentando la variedad en todos los productos.

    ¡Muchísimas gracias por tu comentario!

  • #5

    Juan Diego Calvo Pérez Rodó (viernes, 04 noviembre 2016 19:51)

    Estimados,

    Les escribo en representación de la empresa Algaex. Nosotros somos una empresa peruana, y producimos harinas orgánicas de algas. Mi mail es jdcalvoperez@algaex.pe.

    Por favor si están interesados en la harina de algas, pueden contactarme al mail, o a mi celular, 994013459.

    Nuestra oficina esta ubicada en: Jr. El polo 401, Oficina 408, Santiago de Surco, a 2 cuadras del centro comercial el Polo.

    saludos y buen día.

    Juan Diego Calvo Pérez Rodó
    Gerente de algas