Comida Industrializada S.A. (Documental)

La industria alimentaria tiende al adulteramiento de los procesos biológicos naturales mediante la adición de conservantes, colorantes... para conseguir que un producto siga siendo atractivo al consumidor, volviéndolo económicamente más rentable.

 

Se ha establecido la conexión entre colorantes como el E123 (Amaranto) y la producción de tumores en ratas, con efectos mutógenos y teratógenos. O como el E102 (Tartrazina), el colorante amarillo para el arroz que tambien se usa en productos de pescado, mariscos, bebidas alcohólicas... puede causar entre otros problemas y desajustes fisiológicos, hiperactividad en niños, por lo que se ha propuesto su retirada en Reino Unido. También se ha comprobado que los colorantes Verde 3 y Azules 1 y 2, están relacionados en el desarrollo de diversos tumores y/o afecciones.

 

Las verduras frescas no tienen ese problema, pero hay que lavarlas muy bien para evitar la contaminación por pesticidas (con escaso resultado final). Algunas de las técnicas que se usan en las manzanas, es la de darles una capa de cera, lo que las vuelve brillantes y atractivas a nuestra percepción, obstruyendo los poros de la piel para evitar la transpiración y conservarse igual por un tiempo mayor.

 

Las verduras ya cocinadas tienen acidulantes y en general toda la comida procesada está sumida en una larga lista de aditivos y por ello aquí tenéis un enlace a un documental buenísimo sobre el tema: